27 enero, 2009

Tirando a dar


¿Qué nos apostamos?
Me silvas con sigilo mientras se disipan
tus dedos mezclándose entre mi columna y mi saliva
y te acoplas como si fuéramos un puzzle de cinco piezas.

En realidad somos dos extraños que se miran a los ojos
y tantean a tiras su vida dejándose los detalles en un café,
siquiera sabemos si mis versos en los que tú me ayudas sin saberlo
llegarán a alguna parte o se romperán como aquellos dardos
en una partida que ganaste con miedo a que tuviera mal perder.

Pero no sabes que también me río cuando me enfado,
que cuando me pongo seria estoy pensando
y que cuando tengo miedo te miro a los ojos
esperando un abrazo de septiembre,
y lo más cercano que encuentro es a ti.

¿Qué nos apostamos?
Ahora, sólo ahora,
estoy cansada de pensar.

Descubrimos dos palabras
que ni tú ni yo intuimos si van en serio
pero nos la jugamos dibujando trampas,
las ganas,
la cama,
una tregua o tres
y de momento ninguno de los dos pierde la partida.

9 comentario(s):

víctor vergara dijo...

Hay equilibrios precarios que se mastican en el ambiente. Equilibrios precarios que son difíciles de deglutir cada día sin temor.

Me ha requete gustado.
Un besote

Angel Valles C. dijo...

Un gusto enorme andar por tu espacio de versos... Un deleite.
Saludos...
-angel

Giovanni-Collazos dijo...

Siempre sorprendes con tu escritura, con tu poesía.

Es un hilo de que pende todo... lo complicado es si tienes una red donde caer para no hacerte daño.

Un abrazo.

Gio.

La Habitacion invisible dijo...

señorita Des...
yo me la paso apostando,aunque sea solo tiempo,una sonrisa puede dar por ganada esa apuesta,una y otra y otra apuesta sin que el otro participe,y el otro quizas gano tantas apuestas que ya te tiene ganado todo el tiempo que desee,y si el otro se apostara algo a que vos le corresponderias ese tiempo,perderias ,pero tampoco habria queja...
me enrede...creo que soy medio ludopata jaja
besos

the Kid A dijo...

uhm y nos entregamos al azar,
jugamos con nuestros sentimientos
y recien reaccionamos cuando lo hemos perdido todo, y ya es tarde para movimientos cautelosos jeje... siempre mirando la parte pesimista...
es un placer leerle... saludos :)

Clarisa Vitantonio dijo...

Uyyyy, que buenooooo. La verdad me saco el sombrero. Ese dar y no dar. Ese equilibrio de palabras para decir y no decir. Muy bueno, entre el interior y exterior.
Besos
Clarisa

Caste dijo...

Joder!
Muy BU-E-NO
de verdad...muy bueno

un abrazo...

hay partida

danitomc dijo...

Me ha gustado tu poesía, me ha recordado a una gran canción de uno de mis ídolos: Quique González. Se llama "Hay partida", si no la conoces escúchala.

Eugenio dijo...

Apostar y no perder... es algo que todos quisieramos. Ganar siempre y que el otro gane igual.

Un beso