02 marzo, 2009

Intervalos


No importa si lloro a escondidas
o si escribo para rabiarme un poco más,
al cabo de un rato todo cambia de color.

Voy más lento
y me encojo en la cama cada noche acariciando al miedo,
tiene el pelo corto, la sonrisa perfecta,
los ojos grises
y la mitad de mí en la palma de la mano.

No sabes cuánto daño recorren las paredes
si nombras en tu boca lo que no pudo ser,
entonces me encuentro como un perro hambriento
arañando la puerta trasera.

No hace falta que me digas nada,
me abrigo junto a las sombras
que se burlan con dos copas de más,
Abril tiene los días ocupados desde que apareciste
y me grita a voz en cuello donde por intervalos de tiempo
tiras y das;
me golpeo, me detengo,
acelero, no me acerco.

Hay espacio.

7 comentario(s):

Clarisa Vitantonio dijo...

Un espacio con poco aire sobre la nuca. Y que real entre el llanto y el miedo que a veces duerme a nuestro lado. Pero Sra. Descalza que precisión de palabras para contarlo con esa dulzura característica. Me encantó.
Abrazos
Clarisa

Eugenio dijo...

Gusta un poco de intervalos que nos enseñan, que hay mucho más dentro de usted misma...

Palabras exactas para describir un sentimiento, me ha gustado.

Saludos

Emilio Ariza dijo...

No importa, lo cierto es que nada importa, el amor es una enfermedad más que nos regala la vida, saludos descalzos

pati dijo...

Lento... y sin embargo, son esos intervalos donde parece ir todo tan deprisa que no llegamos a cobrar conciencia de nuestra propia velocidad.

Precioso

Besos :)

the Kid A dijo...

siempre sobra espacio cuando no se esta pegado! je...
uhm no aceleres, ve despacio que así se llega mas lejos...
un placer es siempre pasar, saludos :)

el gato estepario dijo...

""tiras y das;
me golpeo, me detengo,
acelero, no me acerco.

Hay espacio.""

Nuestros sentimientos están a merced de las escopetas de feria.
A veces nos dan de lleno y tardamos de nuevo en recuperar la postura erguida.
A veces también damos sin querer!!

""No sabes cuánto daño recorren las paredes
si nombras en tu boca lo que no pudo ser,""

Tu poesía se ha hecho mas explícita, y contundente al mismo tiempo.

Un abrazo grandote.

Caste dijo...

lo que no pudo ser...

silencio,no lo nombres...

Descalza, son muy cercanas tus 'historias', tus poemas...

gracias,

y ahora te dedico esta canción, que "sé" que te gusta:

esta canción fue para mi el comienzo de una historia de lo que al final "no pudo ser"

A medio pulmón, hay cosas que te debo
Alguna canción, un corte de pelo, un baño de espuma
y echarte más de menos.

Si vuelvo a nacer, te busco sin duda
Detrás de la luna, del amanecer dónde te desnudas
Donde tengo las de perder.

Me quedaron cien, cositas en el tintero
Sobraba papel, camita de versos, mirada de duda
Pronóstico de cáncer en el cenicero.

Y tú te diste cuenta sin mirar atrás
Que todos mis arterias precisan de aire
Que todas las neuronas que vienen del mar
Gustosamente me conceden su baile
Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije
Son las camareras que aliñan la receta

de la madrugada
(Las cosas que nunca te dije)
Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada
Por lo que enfermo y lo que curo
por lo fumo por lo que encarta
(Las cosas que nunca te dije)
tienen la culpa que entre mi ropa
siempre haya bragas
Que siempre voy a ras de cielo
y me acuesto en el techo de la mañana
(Las cosas que nunca te dije)
Que a fin de cuentas
son por las cosas porqué te fuiste
Por las cosas que nunca te dije.

A medio pulmón, hoy duermo en el suelo
La televisión un cuento de nada,
se me escapa el tiempo
yo sigo tejiendo mi tela de araña

Y ya no habrá más 'donde estas que no te veo'
ni muertos de miedo
ni estatuas de sal, ni güisqui sin hielo
Sol
ni gotas de leche que lleguen al techo.

Tú querías oír cosas que nunca te dije
ni pienso decir están de otra forma en cada silencio
en cada muerte que sustento por ti.

Y tú te diste cuenta sin mirar atrás
Que todos mis arterias precisan de aire
Que todas las neuronas que vienen del mar
Gustosamente me conceden su baile
Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije
Son las camareras que aliñan la receta

de la madrugada
(Las cosas que nunca te dije)
Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada
Por lo que enfermo y lo que curo
por lo fumo por lo que encarta
(Las cosas que nunca te dije)
tienen la culpa que entre mi ropa
siempre haya bragas
Que siempre voy a ras de cielo
y me acuesto en el techo de la mañana
(Las cosas que nunca te dije)
Que a fin de cuentas
son por las cosas porqué te fuiste
Por las cosas que nunca te dije.

Carlos Chaouen - A medio pulmón