08 marzo, 2009

Sobre el agua


¿Qué sientes?

Se me cortaba la respiración
y sólo me salía mirarte a los ojos
con agujeros en forma de diluvio.

Caías hacia atrás sin mirar que en el fondo
podría estar frenando el cataclismo,
sólo necesitaba que me dijeras algo tonto
y estúpido para creer.

Y ahora …
ahora no creo en casi nada.

11 comentario(s):

Angel Valles C. dijo...

Es un lujo pasearse descalzo por tu orilla de versos... Felicidades hoy y que siga la poesìa..!
angel

Ana Clavero dijo...

Con que poquito nos conformamos a veces y qué trabajito cuesta conseguirlo.

Siempre es un gusto leerte, María.

Un abrazo

La Habitacion invisible dijo...

señorita Des
cuanto cuesta aveces, se nos va el tren
el mundo nos hace toscos y es una lastima

un abrazo
Esteban

el gato estepario dijo...

Uffff, este cortito es una maravilla.

""mirarte a los ojos
con agujeros en forma de diluvio.""

""sólo necesitaba que me dijeras algo tonto""
Es lo único que necesitamos todos, que la persona que amamos nos siga diciéndo siempre algo tonto. A todas horas. Cuando más lo necesitamos. Qué importa si es real o no. Quién sabe qué es la realidad.

Un abrazo grande.

pati dijo...

Crees en ojos con agujeros en forma de diluvio... Eso es creer en mucho.

Besos :)

pS.: Me ha encantado la imagen.

Eugenio dijo...

Creer... el amor cree, porque no puede ver, sólo el alma siente la desilusión... s veces.

Un gusto estar por acá.

Un beso

camiL dijo...

tal vez nunca supo que con decir algo tonto seguirías creyendo..
pd: me gusta mucho tu blog.

Claudieta dijo...

Ellos nunca están a la altura.....no esperes más que lo que ves, porque no hay más.......
A veces es tan importante una tonta palabra.......
Un bonito poema que nos vale a cualquier mujer.......un besito,

Lázaro Suárez © dijo...

me gustan estas cosas cortas.

siempre me han gustado

ahora no creo en casi nada

importante ese casi.

es la clave, para mi, de tu escrito.

un beso torres... a ver si coincidimos pronto, que hace mucho que no hablamos y es una de las cosas que se hacen extrañas estos dias.

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Damos siempre los mismos pasos, miramos, decimos, cielo o suelo, pero repetimos.
Saludos.

Caste dijo...

Mal día aquel ¿no?
ese día en el que el ese diluvio en los ojos
arropado por el silencio
provocó el no creer en casi nada...

me gusta lo que leo

un abrazo