05 mayo, 2009

Últimas hojas


Nadie puede decirme que he llegado a un punto
en donde sólo tengo prioridades
y que otras estrictamente están de marca páginas
en un libro que tengo que dejar a medias
porque seguramente vaya a arrancar el último capítulo.

Los finales son el tumulto de todos ésos momentos
que me dejan con la boca seca y otra sonrisa de enfado
mirando hacia dentro lo que tengo que descomponer.

Es fácil echarte la culpa porque es lo único que me dejas
tras los saqueos de ropa interior y dos manos sonriendo al peso.
Es tan fácil decir que ojala te arrepientas algún día
pero que no intentes volver.
Es fácil decirte adiós después de pensar en la milésima
de la parte más tierna que he conocido
porque sólo así puedo mirar de nuevo todo lo que no eres.

He hecho el recuento de los besos de mentira
y me han quedado de menos contados en granitos de azúcar
volteándose de un soplo hacia una despedida
sin derecho a reproches ni quejas.

Me has faltado y lo que me queda es…
hacer pajaritas de papel con el resto de cosas que no dije,
pero sé que es mucho mejor guardar los silencios
y hablar después de cien respuestas más.

No es tan fácil desahogarme
y admitir que me he vuelto a equivocar.

FIN.

5 comentario(s):

Giovanni-Collazos dijo...

Resulta complicado comentarte este poema. Es intenso.

Por lo demás, guardo silencio.

Un abrazo.

Gio.

Claudieta dijo...

Si viertes la esperanza
en la fuente de pesares,
lagrimea cristalina
se desliza por su cauce.

Si recoges una gota
se muere insalvable
en la línea de la mano
que te marca los finales.

Del caño y su murmullo
melodías que te placen,
te asoman a otro mundo
de divinos manantiales

que te cantan al oído
aguas puras como instantes,
como gloria de un segundo
que sucumbe en un estanque.


un beso

the Kid A dijo...

Asumir la culpa es de una persona que aun tiene esperanzas, todoso cometemos errores y muchas veces el mas grande es pensar que quien los comete es el otro...
los finales son para cada pequeña pelicula de nuestra vida un faro, ahor ya sabemos adonde ya hemos ido, esta en nosotros volver o buscar otra luz...
me gusta su poesía, un saludo :)

Lázaro Suárez © dijo...

echo en falta una conversación,qué quieres que te diga.

espero que a pesar de que éstos versos sean sumamente tristes, estés mejor de lo que estabas y aproveches lo que ocurrió únicamente para escribir.

espero que no se arrepienta nunca de lo que hizo y que no vuelva a tocarte

un abrazo. fuerte

camiL dijo...

creí entenderte.. y con cada comentario que estaba arriba, me di cuenta lo confuso que se me volvio tu poema.
Solo puedo decirte que muchas veces, los finales son necesarios, por que sin ellos, no podemos abrir nuevas puertas.
Yo no se de quien fue la culpa, y uno nunca lo va a saber, la realidad es que lo cuentas desde tu postura, pero seguro está que te va a servir, cuando tengas que marcar el camino que te lleve a un nuevo final.
Sin mas que decir, gracias por dejarme, por lo menos leer tu espacio. Yo creo que es una manera de dejar que aquellos que no conocemos, nos conoscan.
Respecto a la nota de arriba, si en algún momento, volves de tu respiro y queres pasar por mi blog, seras bienvenida.