18 octubre, 2008

Juguemos a ser niños




Juguemos a ser niños
descubriendo trazos en la pared
sin acariciar al pánico en acto seguido.


Quiero recriminarle al pasado,
al que tanto quisimos cuando actuábamos
a ser mayores en un teatro teñido de rosa,
y el que nos impuso las reglas del juego
en un escenario a medio hacer.


No puedo despegar del suelo la puerta perforada después
de que tu mirada de párvulo me abandonara
sin un beso con sabor a sándwich,
ni cuando mis palabras se apartaron de tus cristales
por incógnitas de terceros
exhibidos en chupitos de Wishky.


Juguemos a ser niños y descríbeme la infancia
en colores de papel, con la magia en la que ya no creo,
la rebeldía que me sobra y el amor que nunca conocí.


No llego a recordar tan lejana nuestra edad,
tan cercanas nuestras bocas
y tanto tiempo pasado para acapararlo
con la sonrisa de dos inocentes
en una tienda de marionetas.


No quiero que muera otra historia de Shakespeare,
ni el primer reencuentro bajo dos sombras permutadas
apostando a ser mayores.


Juguemos a ser niños y recuérdame
más de una vez como se hacía,
acompáñame de la mano, contracorriente;
terminemos el escenario invertido

3 comentario(s):

Giovanni-Collazos dijo...

Tierno poema. Así son los niños.

Los poetas no debemos dejar que el niño que tenemos dentro muera, si no se apagaría esa chispa de inquietud que tenemos y para escribir poemas y contar historias, esa inquietud es basica.

Un saludo.

Gio.

Lázaro Suárez dijo...

me encaminas en un escenario de historias de shakespeare que no deben morir(afortunadamente para todos shakespeare si lo hizo) besos de sandwich, regalices en manos empolvadas y sonrisas ingenuas, para terminar en un escenario invertido a contracorriente que deja patas arriba la cabeza y el entendimiento.

me gusta estar cabeza arriba.

sera por eso que me gusta esto.

un beso y sigue.

víctor luis vergara dijo...

sombras permutadas
apostando a ser mayores.

Juguemos a ser niños y recuérdame
más de una vez como se hacía,
acompáñame de la mano, contracorriente;
terminemos el escenario invertido
___________________________________

Me encanta como logras huír de todas las palabras líricas manoseadas al uso. Es envidiable cómo lo llevas a cabo.

Y también me encanta, y a la vez me deja perplejo, que siempre introduces uno o varios términos aparatosamente inusuales en poesía, y que dan forma a tu sello personal.

-PERMUTADAS- joder!!! jajaja Magnífico, María. Me encanta. Sigue haciéndolo.

Un abrazote.